GAYWHAT WE THINK

No cometas estos errores en tu relación gay

Son errores que se pueden evitar para seguir siendo feliz

No hay que confundir libertad con libertinaje.

Una relación duradera, que perdure años en el ambiente gay es algo muy difícil de ver, sin embargo, las hay.

El amor es la parte fundamental de una relación, no obstante, la comunicación, confianza, lealtad, franqueza y metas, son la clave para solidificar un sentimiento que poseen dos personas.

Si tú, eres una persona que estás en medio de una relación y sabes que él es el hombre de tu vida, entonces presta atención a estos errores comunes por los que muchas parejas gais han pasado, para que tomes conciencia y no caigas en ellos.

Una pareja son dos, no tres
Cuando entras a una relación, debes estar consciente que eres suficiente para la otra persona y la otra persona suficiente para ti, que tienes todo para hacer que una relación funcione.

Si sentimos que necesitamos más de lo que tenemos, entramos en peligro, ya que tú o tu pareja corren el riesgo de enamorarse de otra persona y provocar el fin de la relación.

El amor es plenitud, no algo que necesito

Hay que ser claro que el amor no es una necesidad porque, aunque pocos lo crean, hay millones de personas en el mundo que son inmensamente felices estando solas simplemente porque no necesitan del amor.

El amor es plenitud, es sentirse bien con el ser que uno ama, no asfixiarlo o sofocarlo, es libertad y no libertinaje. Recordemos que todos tenemos una vida propia donde hay cabida para esa persona con la que queremos compartir.

Las discusiones que sean un motivo para escuchar, hablar y aprender… no para dejarlo todo tirado

En este mundo… y si hay vida en otros, se entenderá que nadie es perfecto.

Aunque una pareja sea la más comunicativa y el dialogo sea lo fundamental, de vez en cuando saldrán a flote las discusiones como motivo de desahogo por algo que detone inconformismo.

Es aquí cuando entra a prueba los sentimientos, sabiendo que si de verdad se ama a la otra persona seremos capaces de ver la situación o la discusión como una oportunidad para remediar algo que no concuerda, o si de lo contrario, todo se tira por la borda.

Ten en cuenta que, a pesar de estar enojado a raíz de la situación, se debe ser inteligente y pensar que alguno de los dos debe estar pasando por un momento complicado, por lo tanto, no se debe tomar decisiones a la ligereza del momento.

El amor es amor, no es economía

Una relación es para sentirse cómodo y que la otra persona sienta lo mismo.

Actualmente existe una tendencia en las relaciones homosexuales en que “él paga, me mantiene y por eso soy feliz”. ¡Lo más horrible del mundo!

Si bien no hay ningún problema irse a vivir con el novio o compartir una cuenta o el dinero, hay una línea muy fina entre compartir y tomar más de lo que él quiere dar.

Se debe evitar una relación porque se necesita estabilidad y él es el proveedor de seguridad. Lo mejor es aprender a trabajar por cuenta propia, obtener nuestras propias cosas. Porque, si al final se termina la relación, ¿qué haríamos si nos toca estar en la calle porque todo le pertenece a él?

No encerrarse

Cuando se entra a una relación seria y estable, muchas parejas entran en el ideal de no contaminarse de las cosas negativas que hay en el exterior, por eso recurren al encierro, tratando de esquivar salidas a bares, reuniones con amigos, demás.

No está bien visto el encierro, porque sencillamente esto aleja una realidad que vive la sociedad y da punto de quiebre para generar rechazo hacía miembros de nuestra propia comunidad.

Lo mejor es salir a tomarse unas copas de licor, asistir a reuniones sociales, teniendo en cuenta que en foco debe centrarse en calidad de pareja, respetando a los demás y viceversa

Sí él está en tu vida es por amor y no por restregar a la cara de los demás que tienes novio

Muchos dicen que las apariencias engañan… y es cierto.

Facebook e Instagram se han convertido en la ventana de muestreo de tener novio. Además, de ser un portal de critica invisible.

Los porcentajes de parejas destruidas por Facebook crecen. ¿Por qué?

Debido a que cuando pones en una relación con alguien, la gente quiere saber quién es este tipo. Y comienzan averiguar sobre su vida, con cuantos se ha acostado, de donde viene, quienes lo conocen, donde trabajan… y luego vienen los comentarios, que ya sean buenos o malos, generan algo de incertidumbre.

Además, hay que dejar claro que algunos hombres simplemente no tienen ningún respeto o dignidad por tu novio y de una le lanzan su propia “flecha de cupido” se ante los ojos de los demás; o por mensaje privado.

Ninguna persona le pertenece a otra

La época de la esclavitud pasó hace mucho.

Eres su novio, no su amo. El error más grande que un hombre gay puede hacer es pensar que puede y debe controlar su novio.

Mientras que a una gran cantidad de parejas gay no les importa estar atados a una correa y eso les funciona, algunas personas sí necesitan espacio.

Aquí es donde entra en juego la confianza realmente. Si sientes que no puedes confiar en tu novio, entonces no es para ti. Un buen novio se supone que debe dar seguridad.

Muchos se enojan cuando salen con sus amigos y quieren controlarlo todo, hasta las contraseñas de las redes sociales, los correos electrónicos. Si usted no puede confiar en su novio, no se lo merece. Él se vale por sí solo y, te guste o no, estamos en el mundo real.

Tags
Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *